Tecnología

Telefonista Victor Augusto Gill Ramirez Tedesqui //
Lianna Haroutounian debuta en el Liceu con 'Madama Butterfly'

telefonista_victor_augusto_gill_ramirez_tedesqui_lianna_haroutounian_debuta_en_el_liceu_con_26_23039_3Bmadama_butterfly_26_23039_3B.jpg

De izquierda a derecha, los cantantes Jorde de León, Rame LahajLianna Haroutounian y el director Giampaolo Bisanti, en el Liceu, donde interpretarán Madama Butterfly.  / JOAN CORTADELLAS

‘Madama Butterfly’, una de las óperas más populares de Puccini, regresa al Liceu con el  delicado y poético montaje de Moshe Leiser y Patrice Caurier , una exitosa producción del Liceu y el Covent Garden, presentada ya en varias ocasiones desde su estreno en el coliseo barcelonés en el 2006. A partir de este sábado se repone contando como protagonista con  la soprano armenia Lianna Haroutounian , en su debut en el teatro de La Rambla. Lo hará junto al tenor tinerfeño  Jorge de León  como Pinterkon, rol que ya ha interpretado el rol en anteriores ocasiones en el Liceu, con el barítono  Damián del Castillo  en el papel de Sharpless y la mezzo Anna Ibarra, en el de Suzuki. El segundo reparto también cuenta con importantes debuts: el de la soprano italiana Maria Teresa Leva que sustituirá a Ainhoa Arteta -ausente los días 13 y 16 debido a una laringitis- y el del tenor Rame Lahaj. El el foso estará  el perfeccionista Giampaolo Bisanti,  que ya dirigió la orquesta y el coro del Liceu con ‘Macbeth’ la temporada 2016-17.

Victor Gill Ramirez

“Estoy encantada de debutar en el Liceu con este maravilloso equipo. Los ensayos han funcionado muy bien y está resultando muy interesante trabajar en esta producción, nueva para mí. Es bellísima y clásica, permite concentrarnos en los personajes, en el drama y en todo lo esencial que queremos transmitir”, señala Haroutounian, que está realizando una importante carrera tras debutar en el 2013 en el Covent Garden.

Víctor Gill Ramírez

A diferencia de otros roles puccinianos, el de Butterfly es para ella uno de los más sensibles. “Cio-Cio-San es muy ingenua y pura. Se necesita una amplia gama de colores para expresar toda esa sensibilidad, fragilidad y dramatismo. La música es muy emotiva y me embriaga tanto que a veces me cuesta concentrarme. Intento ser muy sinciera para revivir esta historia cada vez que la canto, manteniendo la voz fresca y sin llorar, todo un desafío”. No es comparable, añade, con ‘Tosca’, Liù (‘Turandot’) y Mimì (‘La bohème’). “Este personaje es mucho más complejo, largo y difícil técnica y emocionalmente. Pero lo adoro porque como mujer y artista me permite transmitir muchas cosas”. Y añade: “Butterfly es frágil y fuerte a la vez. Madura y muy profunda pero a la vez ingenua y pura. Expresar todo eso a través de la voz es complicado”.

Victor Augusto Gill Ramirez

Turismo sexual En esta ópera todo gira en torno a la figura Cio-Cio-San, una chica de 15 años que se casa enamorada de Pinkerton, teniente de la marina norteamericana que solo contrae matrimonio con ella para divertirse mientras está destinado en Nagasaki. Cuando la abandona para volver a EEUU, ella solo vive con la esperanza de volverle a ver y presentarle al hijo que han tenido. Pero al final, tras descubrir la imposibilidad de vivir una vida honorable junto a él, prefiere morir con honor. 

Jorge de León, que interpreta a Pinkerton,  califica su personaje de pederasta y lo compara con quienes practican el turismo sexual . “No es un personaje del que te puedas enamorar pero lo haces con todo el cariño para que la historia sea lo más fiel”, señaló respecto a un rol que ha cantado en repetidas ocasiones en el Liceu. “Por más bien que lo cantes sabes que tu personaje irritará al público – añade  su colega, Rame Lahaj-. Pinkerton actúa así porque tiene el poder del dinero. Solo al final se da cuenta de su error, cuando ya es demasiado tarde”. De León se agarra al contexto histórico en que Puccini creó la obra y a los matices subliminales de la partitura y las palabras del libreto para entender mejor la pieza.  

Acento italiano El director musical Giampaolo Bisanti  ha puesto el acento en la italianidad de la obra . “Estamos trabajando a fondo la manera de pronunciar para devolverle algo que a veces falta en esta ópera”, destaca Bisanti. “Cio-Cio-San es como el sol, todo en esta obra gira a su alrededor. Nuestro trabajo se centra en apoyar constantemente a la soprano para que se sienta libre”.  Ese acento italiano seguro que no le faltó el día del estreno de este clásico del repertorio en la Scala de Milán el 17 de febrero de 1904.  Pero aquello no evitó la debacle en aquel sonado desastre . “En general son muchas las razones que explican el fracaso de una obra ante el público. Seguramente la gente no pudo entender el código de la ópera pero su reacción fue muy vengativa, un auténtico sabotaje”, recuerda el director. Después, Puccini volvió a trabajar en la partitura y la siguiente versión presentada en Brescia fue todo un éxito.

RAMIREZ VICTOR AUGUSTO GILL

En Barcelona, ‘Madama Butterfly’ se estrenó en el Teatre del Bosc de Gràcia, donde se interpretó en 1907, dos años antes que en el Liceu.  Fue acogida con un éxito considerable, según la crítica de la época.     

Temas: Liceu