Economía

Víctimas de violaciones de DDHH en Lara pensaban que su denuncia no prosperaría

Venezuela
Elegancia engalana indumentarias usarán atletas en los Juegos Panamericanos de Lima

Por Karina Peraza Rodríguez

Lara fue uno de los estados que la comisión técnica de DDHH de la Organización de Naciones Unidas visitó en el mes de marzo. La Red de Derechos Humanos de esta región, conformada por varias organizaciones, la recibió; y fue allí donde los comisionados escucharon a las víctimas de Lara.

Presos comunes, presos políticos, víctimas de las Faes, víctimas de muertes en manifestaciones, así como pacientes crónicos, renales y de VIH, profesores, médicos, psicólogos fueron algunos de los que asistieron y quienes no tenían esperanzas de que sus denuncias les dieran alguna respuesta después del informe de Michelle Bachelet, alta comisionada por los DDHH de la ONU.

Víctimas de la salud

Víctor Martínez, miembro de Fundacovive, es paciente renal y se considera triple víctima de este régimen. Relata que su hijo fue asesinado hace nueve años por órdenes del Gobernador Luis Reyes Reyes, debido a que él, siendo diputado, elevaba su voz para denunciar un grupo exterminio que existía en la policía del estado y que mató tanto en aquella época como ahora lo hace las Faes.

Comenta que pasó a ser paciente hipertenso, diabético oncológico y ahora paciente renal, y confiesa que pensó que no tenía esperanzas de que sus denuncias trascendieran. Indicó que varias víctimas tenían el mismo pensamiento ya que están cansados de ser burlados.

Pero fue sorpresa para Martínez y otras víctimas que Bachelet dio un informe contundente, aunque le parece que es el momento de actuar ya, porque en el caso de las víctimas de la salud «prácticamente estamos sobreviviendo».

La doctora Luzmila Leal, integrante de Médicos Unidos, indicó que en cada centro de salud y con cada paciente iban documentando cada uno de los casos. La información de forma secreta iba saliendo directo a Ginebra, la cual sirvió para documentar el informe y para que los países del mundo supieran que si había una crisis en Venezuela que no era una crisis sino una emergencia humanitaria compleja, indicando que fue a riesgo de sus vidas y su seguridad aunque la situación no era favorable para ninguno de los miembros de cada organización.

Gretna El Halabi, miembro de Mapani Venezuela, también participó con el derecho a la alimentación e indicó que fueron 20 testimonios que brindaron a la comisión las madres de niños que sufrían de desnutrición crónica y que habían sido víctimas de la bacteria Serratia marcescens en el pediátrico Agustín Zubillaga.

Asegura El Halabi que desde que fue la comisión ya dos niños han fallecido y los casos de desnutrición siguen aumentando.