Economía

Rusia denuncia preparación de grupos terroristas contra Venezuela

«A una base militar británica en Guyana han sido trasladados ya decenas de supuestos refugiados de Venezuela, pero lo cierto es que se trata de gente que llegó para recibir entrenamiento e integrar grupos de sabotaje y espionaje», denunció este jueves la portavoz del Kremlin, María Zajárova, a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

La funcionaria rusa reveló además, según publicó Venezolana de Televisión, que el objetivo final es desplegar esos grupos en territorio venezolano para desestabilizar la situación y perpetrar actos terroristas.

Zajárova indicó también que «los británicos están culminando la construcción de esa base militar en una de las islas en la desembocadura del río Esequibo (donde Guyana y Venezuela mantienen una disputa)», presuntamente con el pretexto de combatir «el contrabando de armas y drogas».

La portavoz de la Cancillería cuestionó la campaña mediática para desacreditar al Gobierno legítimo de Venezuela y señaló que los medios de comunicación dominantes, mayormente estadounidenses, constantemente difunden acusaciones contra Venezuela de ser «una de las mayores narcoamenazas para Estados Unidos», algo, puntualizó la diplomática, totalmente absurdo.

Todas estas acciones encaminadas a derrocar la administración del democráticamente electo presidente Nicolás Maduro, han sido denunciadas no solo por el Gobierno ruso, sino también por los mandatarios de otras naciones como Cuba y Bolivia, sin embargo, siguen in crescendo estos planes, como el revelado por el líder bolivariano este miércoles.

Maduro denunció un nuevo complot organizado en Colombia para atentar contra su vida y la de otros dirigentes de la Revolución Bolivariana.

De acuerdo con Prensa Latina, en una alocución desde el Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo), el Presidente de Venezuela señaló al exmandatario colombiano Álvaro Uribe como uno de los involucrados en esos planes desestabilizadores, en complicidad con dirigentes de la extrema derecha venezolana.