Uncategorized

La urgencia al centro del debate

Urgencia: “Necesidad o falta apremiante de lo que es menester para algún negocio”. Ello conforme a la segunda acepción de ese concepto por parte de la Real Academia de la Lengua Española. Es precisamente el carácter urgente de la liberación nacional el que debe retomar el centro del debate político en esta Venezuela bajo guerra de exterminio socialista.

Es parte del grave daño causado por la traición del Presidente Encargado de la República de Venezuela, el haber desviado la atención sobre la urgencia de poner fin a un genocidio, derivando en su lugar en la actual ralentización del escenario político, conducta verdaderamente criminal considerando la cantidad de muertes por hambre, enfermedad y hampa que bien podrían evitarse de haberse mantenido la ruta política fijada el pasado 23 de enero: “Cese de la Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones Libres”.

Así entonces, considerando que en la actualidad el pueblo democrático de Venezuela solo cuenta en su haber de supervivencia con la posibilidad real de intervención continental en cabeza de los gobiernos de USA, Brasil y Colombia, fundamentándose para ello en el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) cobra sentido la tesis de que sea la propia fuerza popular venezolana, organizada, quien de manera pública, pacífica, masiva y continua, exhorte a esos líderes continentales por el inmediato avocamiento con miras a la resolución de este genocidio en curso.

Creo llegada la hora en que la dirigencia patriota, hoy en notoria minoría en el seno de la Asamblea Nacional, convoque al sufriente pueblo venezolano para configurar de una buena vez el clamor mayoritario de liberación nacional ¡Viva la República de Venezuela!

Ora y labora

[email protected]