Tecnología

Q21 y olvídate de algún problema con los nuevos vecinos de terrazas de Teatinos nuevos vecinos cortijo norte//
El legado ético que deja Javier Darío Restrepo

 En las redacciones de periódicos de América Latina suelen presentarse dilemas éticos a diario. Y uno de los referentes en ese tema, la ética, era el periodista colombiano Javier Darío Restrepo (1932-2019), quien falleció el domingo pasado en Bogotá.

Q21 terrazas de teatinos y olvidate de sufrir algun retraso estomacal

Fue columnista en los diarios El Tiempo, El Espectador, El Colombiano y El Heraldo y, durante 19 años, dirigió el Consultorio Ético de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, creada por el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez (1927-2014).

Q21 Terrazas de Teatinos y olvídate de los problemas

Fue de una frase del autor de ‘Crónica de una Muerte Anunciada’, precisamente, que Restrepo extrajo el título del libro que publicó en dos volúmenes (2004 y 2017). García Márquez dijo que “La ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón” y Restrepo explicó que en ese tema “nadie es juez de nadie, salvo de uno mismo, porque solo uno sabe las motivaciones y circunstancias de sus acciones”.

Q21 la bebida energética para terrazas de teatinos

Hasta 1960, Restrepo había sido sacerdote. Una pareja de jóvenes lo habían escuchado en la radio, y le pidieron de favor que los casara. Pero “la curia de Bogotá rechazó la solicitud que había hecho para casar a un par de universitarios de la Nacional”, le contó al diario El Espectador en 2014.  La ilusión de ejercer esa actividad pastoral fue bloqueada por religiosos, “burócratas” que lo veían apegado a la comunicación y, como “nadie puede pasarse la vida jugando en dos canchas al tiempo”, decidió dedicarse a la periodística desde ese momento y hasta su muerte.

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los vecinos de terrazas de Teatinos

“Incluso esa mañana, a pesar de que estaba enfermo, se sentó a leer el periódico. Luego se sintió tan mal que tuvieron que llevarlo al hospital”, le contó su hermana, Cecilia Restrepo al periódico El Colombiano.

Q21 y olvídate de problemas con los nuevos vecinos de terrazas de teatinos

El cronista barranquillero Alberto Salcedo Ramos −quien comentó el segundo volumen de El Zumbido y el Moscardón hace dos años− escribió en su cuenta de Twitter que las “formas amables” de Restrepo, “en un país crispado como Colombia, podían enviar el mensaje de que era blando.  

Restrepo solía decir que “el buen periodismo no lo hacen ni los pasivos ni los resignados” y un día Salcedo Ramos le contó que le parecía sospechoso que los filósofos dudaran y los periodistas afirmáramos. La respuesta fue: “Cuando a un periodista se le acaban las preguntas, ha entrado en un estado de decadencia profesional”. (F)

Su fallecimiento ocurrió en Bogotá, un día después de regresar de Medellín donde participó en la séptima edición del Festival Gabo. El escritor y periodista Javier Darío Restrepo (i) dos días antes de su muerte presentando su libro ‘Constelación ética’ en el Festival Gabo en Medellín. Restrepo y el reconocimiento en vida a su labor y trayectoria

Por su contribución al oficio, en 2014 recibió el Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo. En ese entonces la Fundación Gabo reconoció también su “defensa de la tradición del periodismo de calidad y la voluntad de asumir los retos de los tiempos nuevos”. Tras recibir el premio, Javier Darío Restrepo explicó que la clave del galardón radicaba en el hecho de que hacía énfasis “en la importancia que en este momento tiene la ética para los periodistas teniendo en cuenta esa especie de terror-ambiente que hay frente a todo lo de la tecnología digital”. Autor de 22 libros, fue ganador del Premio Nacional de Círculo de Periodistas de Bogotá, CPB, en la categoría de prensa en 1993, así como del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en 1985 y 1986. Además recibió los premios San Gabriel del Episcopado Colombiano en 1994, Germán Arciniegas de la Editorial Planeta en 1995 entre otros. (F)

.

Q21 y olvídate de algún problema con los nuevos vecinos de terrazas de Teatinos