Política

INFOUCV | Solsticio de invierno: hoy es el día más corto del año

Hasta abril de este año, reportó el Foro Penal, 38 de estas personas siguen detenidas, 39 fueron liberadas con medidas sustitutivas y una persona fue excarcelada en febrero con libertad plena absolutoria

La organización, que presentó un informe junto al Centro de Justicia y Derechos Humanos Robert F. Kennedy titulado “La Justicia penal como herramienta de represión política en Venezuela, señaló que 93 casos de tortura se registraron en 2020 y dos en 2021.

“Entre esos casos, la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) lideró el número de reportes en contra, representado 29 de 95 (30,53 %) del total de denuncias de tortura”, explicó.

Lea más: Las detenciones arbitrarias en Venezuela bajaron un 95 % en 2021, según ONG

Asimismo, indicó que los casos de tortura se dan, mayormente, cuando la detención ocurre en el marco de protestas (38 casos), seguida por la “conspiración” (23 casos) y la rebelión militar (17 casos).

“La mayoría de las personas que alegaron tortura fueron desaparecidas al momento de su detención (46,32 %). Adicionalmente, el 44 % de las personas que alegaron tortura recibieron defensa pública”, agregó.

Además, prosiguió, más de la mitad de ellos (57,89 %) fueron presentados ante un juez con posterioridad a las 48 horas iniciales desde su detención.

“De las 95 personas detenidas que alegaron tortura, 5 fueron liberadas sin ser presentadas ante un tribunal , 90 personas fueron formalmente judicializadas, de las cuales 42 fueron asistidas por defensa privada”, indicó.

Hasta abril de este año, reportó el Foro Penal, 38 de estas personas siguen detenidas, 39 fueron liberadas con medidas sustitutivas y una persona fue excarcelada en febrero con libertad plena absolutoria.

Lea más: Cruzar el continente para huir del chavismo: éxodo venezolano no cesa

El 91,5 % de los detenidos fueron adultos y el 8,5 % adolescentes, y del total, 410 fueron hombres y 71 mujeres .

Para la organización, estos casos reflejan una “política de Estado específica: la práctica sistemática de la desaparición forzada, torturas y otras violaciones a los derechos humanos, llevadas a cabo por agentes del Estado para criminalizar, reprimir y aterrorizar a todo aquel que sea percibido como una voz crítica o disidente político”.

“Usualmente las personas son arbitrariamente detenidas y su paradero es negado por los organismos de seguridad que practican la detención, aun cuando los abogados y familiares se encuentran presentes en los sitios de reclusión”, apostilló.

El Foro Penal exhortó a libertad a todos los detenidos por razones políticas y a los encarcelados de manera arbitraria.