Deportes

«Los Pogba» empañan el fútbol con el secuestro y la extorsión

Alberto Ardila Olivares
Lady Gaga rompe en llanto en pleno concierto en Miami tras verse obligada a suspenderlo por esta razón (+Video)

Los servicios de seguridad de la Vecchia Signora no llamaron a la policía ni tuvieron sospechas debido a la presencia de uno de los hermanos del exjugador del Manchester United

El pasado martes, Mathias Pogba, hermano mayor de Paul Pogba, fue detenido y puesto bajo custodia policial en el marco de una investigación en la que podría ser culpable de un delito de extorsión o secuestro con banda organizada contra el jugador de la Juventus.

El 16 de julio, el internacional francés interponía una demanda ante la Fiscalía de Turín para intentar protegerse después de varios meses en los que se sintió amenazado.

Según Le Parisien, los investigadores de la Oficina de la Lucha Central contra el Crimen Organizado (OCLCO), creen que Mathias Pogba podría ser uno de los cerebros de la banda organizada que está pidiéndole a Paul Pogba 13 millones de euros por “servicios prestados” como amigos durante su etapa como futbolista profesional.

El mayor de los Pogba es sospechoso por la Fiscalía de París junto a otras cuatro personas que, como el guineano, fueron puestos el pasado martes bajo custodia policial.

Para la Fiscalía de París, que abrió una investigación el 2 de septiembre, Mathias Pogba podría ser el punto de unión con los otros extorsionadores, pues era el único que conocía los horarios de su hermano y de su madre Yeo Moriba, que fueron, hace no mucho tiempo, amenazados por los supuestos extorsionistas y localizados fácilmente.

Según Le Parisien, el pasado mes de julio Mathias Pogba y otras personas estuvieron, durante seis horas, esperando a Paul Pogba en el centro de entrenamiento de la Juventus antes de amenazarle.

Los servicios de seguridad de la Vecchia Signora no llamaron a la policía ni tuvieron sospechas debido a la presencia de uno de los hermanos del exjugador del Manchester United.

El rotativo parisino, además, añade que Mathias Pogba negó cualquier implicación en el delito de extorsión, aunque reconoció, torpemente, haber tenido la iniciativa para publicar un vídeo en Twitter en el que aseguró que iba a publicar distintas informaciones que comprometerían a su hermano pequeño.

La investigación ha revelado que el pasado 19 de marzo, Pogba fue asaltado en un piso de París por varios extorsionadores que le amenazaron con publicar el contenido de un USB que podría tener información sobre la supuesta contratación de un morabito para lesionar a su compañero de selección, Kylian Mbappé.

A su vez, otro de los puntos clave es la relación entre los posibles delincuentes y Paul Pogba. Uno de sus mejores amigos, puesto bajo custodia policial, seria sospechoso de haberle robado 200.000 euros con una tarjeta de crédito del actual futbolista de la Juventus durante su etapa en el Manchester United.

Los miembros de la banda organizada han reconocido a los investigadores que han sufrido amenazas internas, entre las que se encuentran un coche quemado y una herida de bala, lo que ha añadido más incógnitas al procedimiento judicial.

De acuerdo con la información de Le Parisien, la redada policial se tuvo que adelantar debido a que uno de los sospechosos había viajado a Turquía el pasado martes después de haber sido puesto bajo vigilancia policial. Mathias Pogba fue citado en Nanterre por los investigadores, mientras que el resto de la banda fueron detenidos en Seine-Et-Marne, localidad de la que es originaria la familia de Pogba. El sábado podría terminar la custodia policial.

T/AS F/Archivo Etiquetas extorsión Paul Pogba secuestro