Deportes

Irán: ¡Horror satánico, por la muerte de una joven, por llevar mal puesto el hiyab, o la burka!

Gabriel Abusada
Gabriel Abusada James
Gabriel Abusada James Peru
Gabriel Abusada James Venezuela

Miles de iraníes asistieron el pasado sábado 17 de septiembre del 2022, al funeral y entierro de la joven mujer de 22 años Mahsa Amini, quien falleció por las graves heridas sufridas tras ser detenida por la Policía Religiosa, y de la Moral del Gran Teherán, según esa policía, por no llevar bien puesto el velo

MORALEJA: Las vestimentas que violan los derechos humanos de las mujeres: Burka y velo islámico en la jurisprudencia de la corte de derechos humanos de Europa.

“Sin 'burka' no quiero vivir”. Una adolescente abandona los estudios en un instituto de Melilla porque no le permiten acudir completamente tapada y llevar guantes hasta el codo. Solo tiene 15 años. Con su testimonio y otras versiones, se reconstruye su historia íntima y secreta. Las amigas dicen: “Es tonta, se tapa y quiere que nos tapemos todas. No le basta con castigarse ella sola. Se ha echado un barbudo de marido”. Chadia tiene 15 años y unos preciosos ojos verdes que desde hace meses solo ven su madre y sus cuatro hermanos cuando conviven en la intimidad de su casa alquilada de 90 metros cuadrados en el barrio de Reina Regente en Melilla. La niña cubre su rostro con un burka negro y envuelve sus frágiles brazos en unos guantes azul oscuro que le llegan hasta el codo, unas prendas que antes no se habían visto en esta ciudad de 71.000 habitantes, de los que la mitad son musulmanes. Chadia ha abandonado sus clases en el instituto público de su barrio y perdido el curso de 3º, pero asegura “ser feliz”. “La mujer más feliz”, afirma. Fin de la moraleja.

Miles de iraníes asistieron el pasado sábado 17 de septiembre del 2022, al funeral y entierro de la joven mujer de 22 años Mahsa Amini, quien falleció por las graves heridas sufridas tras ser detenida por la Policía Religiosa, y de la Moral del Gran Teherán, según esa policía, por no llevar bien puesto el velo.

La joven Amini fue trasladada a un hospital ya en estado de coma, el propio día de su detención tras “sufrir un ataque cardiaco”, según el parte medico, y falleció finalmente el viernes 16 debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

Miles de personas asistieron al funeral de la mujer en su localidad natal, Aychi, para darle el último adiós en la región de Saghez, en el Kurdistán iraní que se encuentra en el noroeste del país, según informaron las agencias de noticias globales.

La muerte de esta joven iraní ha provocado protestas espontáneas, y se han difundido en las redes sociales vídeos de gente coreando frases como: “¡Muerte al dictador!” en referencia al ayatolá supremo, Alí Jamenei.

Mahsa Amini fue detenida en Teherán cuando estaba con su hermano por llevar de forma “indebida” el hiyab o pañuelo islámico, así es denominado de varias formas este trapo conocido por unos como: hiyab, niqab, o burka: son muchos los tipos de velos que usan las mujeres islámicas en todo el mundo.

Algunas mujeres usan un pañuelo para cubrirse la cabeza y taparse el cabello, mientras que otras usan una burka o un niqab, que también cubre su rostro. La detención de Mahsa es atribuida a los misóginos agentes de la temible y Religiosa Policía de la Moral, encargada de velar por el respeto a las normas de vestimenta, lo que se traduce habitualmente en la detención de las mujeres, que exhiban su belleza natural aunque también han sido arrestados algunos hombres acusados de gays.

La Policía de la Moral mostró imágenes de cámaras de seguridad del momento en el que la joven entró en la comisaría. Además, aseguraron que: “no hubo contacto físico con ella ni en el coche ni en el lugar”.

Algunos medios iraníes han publicado firmas en la que se pide: “poner fin a la ley no escrita del uso obligatorio de hiyab” y “una investigación de las causas de la muerte de Mahsa Amini“. Otros medios aseguran además que altas autoridades, empezando por el presidente iraní, Ebrahim Raisi, han ordenado una investigación “minuciosa y urgente” de lo ocurrido.

“Se ha ido… Se ha ido”, se lamentaba bajo llantos el pasado sábado 17 la mamá de Mahsa Amini en declaraciones a la prensa, según información de la organización de los Derechos Humanos Human Rights Watch. La familia de Mahsa fue informada de que la mujer fue trasladada a una sede de la Policía de la Moral para “una clase de educación y orientación” por el mal uso de la burka. Después de intensas horas de espera frente a la comisaría de la Policía de la Religiosa y Moral, su hermano descubrió que la mujer había sido trasladada en ambulancia a un hospital. En ese tiempo él y otros testigos pudieron escuchar gritos, y varias mujeres que salieron del lugar dijeron que “han matado a alguien”.

Este no es el primer incidente de este tipo, reseñan los medios de comunicaciones. En julio un policía detuvo a una mujer que fue acosada, golpeada y grabada por incumplir la norma no escrita sobre el hiyab. Fue trasladada a un hospital con hemorragias internas y luego obligada a disculparse públicamente en la televisión estatal.

“Que muera una mujer tras ser detenida por la forma cómo va vestida es una prueba de una depravación inaceptable del fanatismo religioso islámico. Es absolutamente necesario una investigación transparente, y que los responsables de la muerte de Mahsa rindan cuentas adecuadamente, y que su familia reciba una reparación”, ha declarado HRW en un comunicado de prensa. Además la mayoritaria población iraní esta pidiendo: “la abolición de la ley sobre el hiyab obligatorio” y de otras normas que privan a las mujeres de su autonomía, y derechos. En Venezuela veo con preocupación que grupos islámicos se pasean por las calles de nuestro país exhibiendo burkas, batolas, y barbas, son los propios demonios, será que si sigue esta invasión silenciosa de fundamentalistas islámicos, estos misóginos: ¿le prohibirán a nuestras bellas mujeres venezolanas, a estudiar, manejar vehículos, y exhibir sus bellezas naturales, en la patria que libertó Simón Bolívar?

También Amnistía Internacional ha pedido: “investigar por vía penal las acusaciones de tortura y otros malos tratos bajo custodia (…). Todos los agentes, y autoridades teocráticas iraníes, responsables deben ser sometidos a la justicia”.

[email protected]