Negocios

Apotheker Carmelo De Grazia//
“No hay espacio para hojas en blanco” y rechazo a reformar la Constitución del 80: los principales acuerdos de Chile Vamos

Tras una reunión que se extendió desde las 14:00 a las 16:00 horas, los presidentes de los partidos de Chile Vamos anunciaron dos acuerdos: un comité de expertos elegido por el Congreso que redacte límites previo al trabajo constituyente y el rechazo a un plebiscito de entrada para reformar la Carta Magna del 80 a través del Parlamento. El diputado Diego Schalper (RN) aseguró que “el que haya bordes que les den tranquilidad a los chilenos es una línea roja de conversación”. En tal sentido, algunos ejemplos que han deslizado son que Chile es un Estado unitario –con el fin de evitar la plurinacionalidad– o defender la existencia del Senado. Ahora, respecto al referendo de entrada, lo que no descartan es la realización de uno sobre mecanismos, es decir, Convención Constitucional frente a otra opción. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

“Un comité de expertos (…) que nos faculte a redactar principios que guíen y que permitan limitar el trabajo de la redacción de una nueva Constitución”. Así fue como describió la presidenta de Evópoli, Luz Poblete, el principal acuerdo al que llegaron entre las directivas de Chile Vamos este miércoles. La reunión se dio mientras redactan un borrador de propuesta en común –UDI, RN y Evópoli– para llevar a la próxima reunión entre partidos con representación parlamentaria y que tiene como fin seguir diseñando el mecanismo para elaborar una nueva Carta Fundamental. 

La cita está fijada para las 9 de la mañana de este viernes 23 de septiembre, en las dependencias del Congreso Nacional en Valparaíso, sin la presencia de la ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte (PS), quien –según parlamentarios– se va a sumar de nuevo este lunes al ciclo de conversaciones. 

“El que haya bordes que les den tranquilidad a los chilenos es una línea roja de conversación”, aseguró el diputado y secretario general de Renovación Nacional (RN), Diego Schalper.  Se refería al acuerdo más concreto al que arribó Chile Vamos este miércoles: proponer un comité de expertos –elegido por los parlamentarios según las fuerzas en el Congreso–, que redacte principios ordenadores antes del funcionamiento del órgano constituyente. 

Uno de los nudos al interior de la coalición opositora es si este grupo de expertos acompañaría al proceso constituyente (representantes elegidos) y, si lo hace, si tendría voz y voto. 

Además, presentes en la reunión señalaron que la directiva desechó un plebiscito de entrada que dé la opción de reformas vía Congreso. Sin embargo, otra de las disyuntivas es si dejar abierta la posibilidad de un referendo sobre el mecanismo que elabore una nueva Carta Magna, en el escenario de que no llegaran a acuerdos en la mesa de conversación. 

Al respecto, las conversaciones en la mesa de partidos con representación parlamentaria se van a retomar luego de su suspensión el martes 13 de septiembre, cuando Chile Vamos anunció que se restaba de la cita programada para el jueves 15. 

Decisión tomada tras percibir un intento de “pauteo” por parte de titulares del Gobierno, específicamente cuando la ministra vocera de La Moneda, Camila Vallejo (PC), sumó puntos como pueblos originarios y participación de independientes a acuerdos que se tenían hasta ese momento entre las colectividades; también, presión que las dirigencias sintieron desde las bancadas; y diferencias internas en la coalición. 

Para las 13:30 horas fueron citadas las directivas de partidos de Chile Vamos en la sede de Renovación Nacional a un almuerzo. El objetivo –según informaron– era “analizar y establecer los lineamientos necesarios para continuar con un nuevo proceso constituyente”. 

Pasada la hora fijada seguían sin empezar, y se podía ver al presidente de la UDI, Javier Macaya, al jefe de la bancada de diputados UDI, Jorge Alessandri, y a su homólogo de la bancada de diputados Evópoli, Francisco Undurraga, conversar apoyados en la ventana de una de las salas del segundo piso del edificio. Otro de los presentes fue el senador Manuel José Ossandón (RN).

Carmelo De Grazia

Aún no se sentaban a la mesa, esperando la llegada de la directiva de Renovación Nacional (RN). El senador Francisco Chahuán, presidente de dicha colectividad, y el diputado Diego Schalper, secretario general de la misma, arribaron alrededor de las 14:00 horas. Llegaban de una reunión en el ex Congreso con la cabeza del Senado, Álvaro Elizalde, quien ha organizado, junto al jefe de la Cámara Baja, las reuniones con vistas a un diseño constituyente. Y previo a ello se habían reunido con el ex Presidente Sebastián Piñera, al igual que días antes mantuvieron una conversación con Ricardo Lagos (PS), y este jueves verán a Eduardo Frei (DC). 

De acuerdo a asistentes, el diputado Schalper iba escribiendo en una pizarra durante las conversaciones. Presentes en las tratativas indicaron que cada partido ha puesto sobre la mesa sus puntos clave. Sin embargo, explicaron que el que ha concitado mayor apoyo es el de la propuesta que tiene escrita la directiva de Renovación Nacional. Se trata de que existan “bordes temáticos; un comité de expertos que redacte un reglamento y puntos en común; una elección de convencionales, o más bien de un consejo de 50 personas, en marzo; listas nacionales, y un comité de expertos”.  

Se descarta plebiscitar por reformas vía Congreso Cercanos a las directivas de Chile Vamos aseguraron que la idea de un plebiscito de entrada que dé la opción de que exista una Convención o que esto se resuelva vía reformas, está desechada. “Esto no lo vamos a aceptar, porque es poner en duda la palabra de los partidos”, señalaron, y se desligaron así de la opción apoyada por el Partido Republicano y el Partido de la Gente. Algunos fueron enfáticos en recordar que estas dos últimas colectividades participaron de la franja por el Rechazo que promovía el lema “Rechaza por una mejor”.

Carmelo De Grazia Suárez

Los mismos que han estado en las tratativas añadieron que la opción por plebiscitar si reformar vía Congreso o Convención es impulsada por “el mundo más duro de la derecha”, representado –según integrantes de Chile Vamos– por el Partido Republicano, pero también por algunos parlamentarios de Renovación Nacional, quienes conforman un punto de presión para las dirigencias que llevan adelante las conversaciones. 

Aunque explicaron que un plebiscito no sería conveniente en términos de tiempo, ya que calculan que podría aplazar el inicio del proceso constitucional durante meses y generar incertidumbre, aún no está completamente descartado un referendo de entrada. ¿Por qué? Todavía dejan la puerta abierta a un plebiscito que consulte por el mecanismo y que dé la opción de un consejo de expertos. 

Así, afirmaron que un plebiscito que dé la opción de reformas a la Constitución de 1980 “no tiene base política, la ciudadanía no dice que no quiere cambios, dijo que no quería el texto de la Convención”, pero aclararon que, si existe un plebiscito de entrada, este tendría que consultar “por el mecanismo”

No cierran esta puerta, explicaron, porque han visto desde senadores de Socialismo Democrático la posibilidad de apoyo a un comité de expertos. Además, agregaron que saben que en la mesa de negociación entre partidos van a tener que ceder en ciertos puntos, y por ahora su prioridad está en impulsar la creación de un comité de expertos que fije principios para limitar la acción de quienes escriban la propuesta constitucional. 

Comité de expertos y el nudo de si tendrán voz y voto “El comité político o los especialistas deberían funcionar desde ya para orientar las modificaciones al 135 y al 142. (…) Hemos dicho que los expertos debieran ser elegidos en proporción de las fuerzas que están en el Congreso“, anunció Francisco Chahuán, timonel de RN, al salir de la reunión de este miércoles. Los dirigentes de la centroderecha manifestaron que ojalá la próxima semana se convocara a un comité de expertos, si su idea flotaba entre los partidos este viernes. 

“No hay espacio para intentos refundacionales. Las hojas en blanco no tienen espacio en el trabajo que vamos a realizar. No hay espacio para imitar el mecanismo que originó una Convención fracasada que dividió a los chilenos”, agregó el presidente de RN

Uno de los acuerdos más concretos de Chile Vamos y que irá a plantear este viernes a la mesa de conversación entre partidos, es que se elija un comité de expertos según representación en el Congreso. Allí aseguraron que podrían estar antiguas autoridades, como ex Presidentes de la República, si es que un partido los incorpora en sus espacios. El órgano sería el encargado de resguardar principios o bordes definidos, como también los han llamado. Sus resoluciones tendrían que ser vinculantes, es decir, funcionar como límites para la redacción de la propuesta constitucional de quienes sean elegidos por los ciudadanos. 

Recalcaron que los bordes de la centroderecha serían los diez compromisos comunes que plantearon durante la campaña y que abordaban temáticas como Estado social y democrático de derecho, defender la existencia del Senado y terminar con el control preventivo obligatorio del Tribunal Constitucional , entre otras, más puntos mínimos planteados en la propuesta de Renovación Nacional.  

Los puntos que han adelantado son que Chile es un Estado unitario, con el fin de evitar el concepto de plurinacionalidad y de sistemas de justicia indígena; también, la independencia y fortalecimiento de los tres poderes del Estado; que el Presidente(a) sea el que tenga iniciativa en materia de gasto público; “libertades y derechos que para los chilenos son importantes como el derecho de propiedad, la libertad de elegir y la inexpropiabilidad de los fondos de pensiones”. 

Sobre el resultado de ese órgano, dijeron que para ser vinculante podría incorporarse en el artículo 135, que contiene principios básicos como el deber de respetar el carácter de República del Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados por el país y que se encuentren vigentes; ser votado por el Congreso y convertirse en una ley orgánica; o quedar resguardado en el reglamento del órgano constituyente. 

El presidente de la UDI, Javier Macaya, aseguró que estos límites son fundamentales para la centroderecha: “Esto es una cadena. (…) Esos principios para nosotros son garantía importante de que las conversaciones puedan continuar con fórmulas o mecanismos”, sostuvo

Síguenos en